EL HOMBRE ERA UN MONTE / LA MUJER DORMIDA

Los Cambios de la Tierra Nos Están Salvando

Los bosques

sostienen los cielos;

si caen, el cielo

caerá sobre nosotros.

( Dicho hindú )

EL HOMBRE ERA UN MONTE 

El hombre era un monte,

dependía del monte para subsistir.

El hombre era un bosque,

dependía del bosque para subsistir.

El hombre era un río,

dependía del río para subsistir.

El hombre era la jungla,

dependía de la jungla para subsistir.

El hombre era una guerra,

dependía de la guerra para subsistir.

El hombre era un hombre,

dependía del hombre para subsistir. 

Y el hombre fue arrasando montes,

cortando a hachazos

los árboles del bosque,

envenenando la fauna de los ríos,

matando a los animales de la jungla,

aniquilando las ciudades

con los tanques…

Y así destruyó al hombre,

y el hombre ya no pudo subsistir.

 

Con el Terremoto y Tsunami de Japón produciéndose tan pronto después del terremoto de Christchurch, mucha gente se ha apresurado a tomar esto como prueba de que la Madre Tierra no está contenta. Otra forma de verlo es, ella es un Ser Vivo, un Planeta Viviente que pasa por sus ciclos así como lo hacemos los humanos.

Ella ha estado aquí por miles de millones de años, mucho antes que apareciéramos nosotros, y estará aquí mucho después.
Es típico de los humanos ignorar los ciclos naturales, y especialmente es históricamente típico ignorar y deshonrar los ciclos femeninos.
La Tierra no sólo es un Ser Vivo, ella es un Ser Femenino.


Como un Ser Femenino, la Madre Tierra pasa por ciclos muy específicos – algunos los vemos regularmente en nuestro Verano, Otoño, Invierno y Primavera.


Otros sólo los podemos ver cada 5.000 o 126.000 años; qué suerte tenemos, ¡podemos estar aquí para ver una de esas Grandes Transiciones de Ciclo! La Madre Tierra  pasa de una etapa de transición a otra; somos testigos presenciales de un ciclo que termina y  un nuevo mundo que nace.

Empieza… la fase de los Cambios de la Tierra. Y  al igual que en cualquier mujer, ¡esto viene con el trabajo de un parto, con contracciones, y ruptura de las aguas!


Se trata de un planeta que está pasando por un increíble proceso de renacimiento, y por alguna sincronicidad hay miles de millones de seres humanos  que

¡¡¡VAMOS A RENACER CON ELLA!!!


La Humanidad se va a beneficiar de este maravilloso evento.


Ella nos ama.  Cuida de nosotros como lo hace cualquier madre, aunque nosotros la hayamos tratado tan brutalmente.

Estos Cambios de la Tierra le están permitiendo renacer, y revivirse a sí misma. Los mismos Cambios de la Tierra que temíamos fueran nuestro final, van a ser los mismos eventos que un día vamos a mirar atrás y darnos cuenta: esos Cambios nos SALVARON.


Ellos salvaron la Tierra, nos salvaron de seguir destruyéndola, nos salvaron de destruirnos a nosotros mismos.

A medida que la Tierra se alinea con el Ecuador y el Centro Galáctico, se vuelve hacia un lado y el otro, accediendo a tanta Luz de alta vibración como le sea posible.


¿Va a desencadenar esto más terremotos, volcanes, tsunamis y ciclones? No hay una manera fácil de decir esto, pero sí.


Sin embargo, ella no está haciendo esto para hacernos daño ni para lastimarnos, es parte del proceso.
La está reequilibrando y limpiando.

Tenemos que  dejar ir el viejo mundo.
El viejo mundo se está yendo.


 Nos está proporcionando, en esencia, un nuevo planeta donde vivir

NÓMADAS

Nosotros, nómadas del desierto,

perdidos en la tormenta de arena,

oímos el susurro

de nuestras ropas ligeras,

el movimiento de las túnicas de seda. 

El mar de tierra roja

sin límites se abre

en el curvo horizonte

que mis dedos tocan

bajo el cielo añil,

infinito…

la senda que aran

los dromedarios. 

Nosotros, hijos del desierto,

seguimos, en la oscuridad de la noche,

la ruta de los viejos mercaderes,

amparados por la sagrada

inmensidad del universo.



Gozamos de todos los bosques

siendo los reyes.

No pensamos que el mundo

podría tener un final.

Comimos la manzana prohibida

queriendo superar a los dioses.

Todo era puro, liviano…

hasta los cipreses

que con sus dedos

tocaban el cielo

tenían la luz

del iris concentrada.

Hoy lloran las fontanas

porque la tierra

ha secado sus entrañas.

Hoy, perdida nuestra majestad,

duermen las ciudades

de asfalto

amuralladas.

Los cielos se tambalean

derruidos los pilares.

Hoy somos siervos

sin identidades.

LA MUJER DORMIDA

La llanura al mar abierta

queda flanqueada

por una abrupta montaña,

una mujer que duerme

petrificada

con su cabellera larga

por el verde páramo

como un pétalo rizado. 

De perfil se dibuja en el paisaje

su hermosa silueta. 

¡Es la diosa madre! 

La luna blanca

de su vientre nace

y sube hasta el cielo

emanando luz radiante

tras su delicado velo.

EN EL HORIZONTE 

En el horizonte curvada

sobre el paisaje ondulado

duerme la mujer

con su pétreo rostro

vuelto hacia occidente.

El viento la ha cortejado

ofreciendo afectuosas palabras,

el canto de las grullas

y las espumas blancas

de las olas bravas.

Bajo los astros protectores

de la noche

con las hojas doradas

de los castaños

tiende un lecho

sobre raíces retorcidas

de los bosques.

Persiguiendo la luz,

raudo, feroz,

combatiente…

transformado

en un audaz guerrero

emplea sus armas

y se arrodilla cara a cara

frente a la majestuosa

silueta de la montaña.

ACOSTUMBRADO A LAS TORMENTAS DE ARENA

Ebria, la luna,

extiende su luz violeta

sobre la orilla mojada,

de donde tú, mujer, emerges,

modelando con el barro

la creación.

Yo, hijo y nómada

del desierto

y de los mares,

acostumbrado

a las tormentas de arena

y a la bravura

de las olas,

testigo soy

de la gran bola

de fuego,

del ronco estruendo

de la tierra.

La brisa húmeda

se adhiere

a la carne encendida

y el haz de luz

penetra tan hondo

que hiere

como un puñal.

Yo, pobre errante,

beso tus labios,

desplegando las alas

sobre los océanos.

Mis manos tiemblan

al acariciar tu cuerpo

blanco, de espuma. 

¿ De qué sueño

has despertado ?

No te asemejas

a ninguna otra mujer.

Escucho el mar

en tus labios,

en ese fuego

que enciende mi carne

más que el fuego

que me abrasa.

¿ Eres, acaso, una ola

de este indómito mar

que, cuando…

 desprevenido quedo,

me atrapa ?

O eres el perfume

convertido en mujer,

o el haz de luz

que se transforma,

o esta arena

que se me desparrama

entre los dedos ?

¿ 0…eres el silencio…

el sagrado silencio

que todo lo llena ? 

¡ Ay de mí,

si tu imagen se borrara,

si desaparecieras !

Condenado quedaría a ser,

en lo eterno,

pobre y vulgar navegante,

por un océano

de guijarros y arena.




LAS MONTAÑAS DEL VALLE

Mujer…¿ desde qué punto de la tierra

contemplas las estrellas ?

¿ Dónde estás ?

Esa mujer camina por los senderos

del viento sucio del otoño,

con un ramo de hojas secas

recogidas en su peregrino viaje.

Todas las montañas del valle

tienen la forma de mujer dormida.

Todas las hojas de los chopos

vuelan a sus manos.

Toda la savia de los pinos

baña su rostro.

Toda la corteza del castaño

recubre su cuerpo.

Todas las ramas de las palmeras

visten sus brazos.

Todas las frutas de la huerta

moldean sus senos.

Todas las semillas

se recogen

en el útero

de…

esa  

MUJER.



ANTES DEL TIEMPO

Estabas presente

antes del tiempo.

Viste cómo el ave resurgió

y ascendió a los cielos,

cómo el pez

fue a los abismos

y cómo las esporas

se extendieron

originando la vida;

cómo el hombre

pisó la tierra

tallando sus primeras

armas en piedra.

Tú estabas presente

antes del hombre,

abriendo tus ojos

hechos a la luz;

estabas ahí,

antes de fijar

los límites

del universo,

sin edad.

Tú eras, antes

que todos los pueblos,

LA MORADA.

Engendraste

al primer Eón

naciendo

de tu mismo barro.

El trueno retumbó

en medio de impetuosos

vientos que barren

los continentes

y levantan los mares. 

Descansas en el núcleo

del universo

germinando a los astros.

Te sirven los nibelungos

en el interior de la tierra,

y los dioses

más allá de las montañas. 

Mujer, tu eres LA DIVINA CREACIÓN.

 

 


Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s