La poesía es un arma cargada de futuro – Gabriel Celaya

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden aquella ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural de los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quiero daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica, qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra, son actos.Gabriel Celaya 100 años del nacimiento

La Poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo. (Gabriel Celaya)

Rafael Múgica (HernaniGuipúzcoa18 de marzo de 1911 – Madrid18 de abril de 1991), conocido como Gabriel Celaya, fue un poetaespañol de la generación literaria de posguerra. Fue uno de los más destacados representantes de la que se denominó «poesía comprometida».

Presionado por su padre, se radicó en Madrid donde inició sus estudios de Ingeniería y trabajó por un tiempo en la empresa familiar. Conoció allí a los poetas del 27 y a otros intelectuales que lo inclinaron en el campo de la literatura, dedicándose desde entonces por entero a la poesía.

Como era propio de su condición, la poesía de sus primeros libros (Marea del silencio, Soledad cerrada) es más introspectiva, el poeta revisa sus sentimientos y no hay atisbos de la poesía de lucha por la que lo conocemos y por la que ha pasado a la historia de la literatura. En su juventud, conoció e incluso llegó a convivir con autores de la talla de Lorca, Juan Ramón Jiménez, Unamuno o Emilio Prados, junto a ellos se acercó a las vanguardias, leyó, conoció y experimentó la poesía que se escribía en su época, pero todavía no había tropezado con la piedra que le haría mirar a los otros y encontrar, de ese modo, su tono poético. La piedra que le quitó sus vestiduras de “niño bien”, le levantó la frente, le abrió los ojos a un prójimo que sufría, convirtió al ingeniero en comprometido obrero y, sobre todo, le trocó su poesía de un “yo” a un “nosotros”, no fue otra que el amor, el amor aAmparo Gastón. Amparitxu, así la llamaba él, era una joven de clase obrera, luchadora y muy comprometida; y Celaya, a pesar de estar casado y tener dos hijos, descubrió en ella a la compañera de fatigas y luchas con la que gritar y reclamar un mundo más justo. Con este giro su poesía pasó de tener una finalidad estética a tener una función social.

Celaya concibe su poesía de Cantos Iberos como el más poderoso medio para luchar contra la opresión, los abusos o la indiferencia. El título de uno de sus poemas más representativo es, además de una declaración de intenciones, una maravillosa muestra de su capacidad de síntesis: “La poesía es un arma cargada de futuro”…¿Se puede decir más en menos?. Este verso condensa su idea de poesía y su fe en que las palabras son capaces de cambiar el mundo: “Cantemos como quien respira. Hablemos de lo que cada día nos ocupa. Nada de lo humano debe quedar fuera de nuestra obra (…). La Poesía no es un fin en sí. La Poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo
Estas palabras las escribió Celaya en 1955, y en 1977 los españoles alcanzamos la añorada democracia tras cuarenta años de dictadura, y con la democracia llegaron las libertades, y con ellas el estado de bienestar, y con él la sociedad de consumo, y con el consumo llega la indiferencia de unos ciudadanos bien adoctrinados que desde niños saben que el objetivo es comprar y que, ante la política, lo mejor es pasar. Esta educación en la obediencia es la misma que un día le intentaron inculcar a Celaya, así lo expresa en su poema “Biografía”, en el que tras enumerar las órdenes que desde niño ha recibido: “no pongas los codos en la mesa, no bebas, no fumes, no tosas, no respires…” el poeta concluye con este verso cargado de indignación“¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.”

BIOGRAFÍA

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.

Yo seguiré siguiendo,/yo seguiré muriendo,/seré, no sé bien cómo, parte del gran concierto.

 

Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s