SENTADO FRENTE A LA CHIMENEA

Sentado frente a la chimenea

tocas el violín.

En la sala no hay más luz

que la de las brasas

a punto de apagarse

y la del resplandor de la luna

asomado a la ventana.

La noche y el alba ya se abrazan,

las sombras agonizan

y la luz crepuscular renace.

Junto al fuego,

te he encontrado

esta noche de luna,

estas raras horas

de estrellas encendidas.

El viento enturbia

los alrededores de la casa,

juega con los árboles frutales,

golpea los cristales.

Permaneces junto a la chimenea,

te contemplo desde el peldaño

último de la escalera,

empiezas por decirme tu nombre,

después me hablas de tu pasado,

más tarde, leyendo versos,

estoy a tu lado.

En la sala no hay más ruido

que la tenue melodía

suave y dulce del violín.

Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s