La muerte nos acecha

 La muerte nos acecha
en cada esquina.
¿De qué sirve estar malhumorado?
Preferible encontrarla
con una sonrisa,
en paz frente al mundo.
¿De qué sirven los odios,
empeñarnos en ser poderosos?
Quiero encontrarme con la muerte
con mi corazón abierto,
como una rosa apasionada
que ha donado su fragancia
sin importarle quien recoja
los aromas de la tarde.
No quiero guardarme nada
que pueda compartir
pues donde la muerte me lleva
no podré disfrutar
de tus ojos, de tu voz,
de tu contacto, de tu compañía.
No sé cuándo llegará la hora,
no quiero enojarme
porque quizá no haya mañana.
Quiero que me recuerdes
con una sonrisa.
Con una sonrisa
y con mis manos abiertas
para acariciar tu pelo
y decirte una vez más
que por encima de todo
te quiero
y que lo demás
no es importante.
Que llegues tarde a una cita
o no logres entender mis puntos de vista,
o cualquier otra razón
que pretendas inventarte,
no me sirve para estar herida.
Cada instante es un comienzo
y una despedida.
Recuerda que no existe más que un presente,
¿por qué malgastar lo único que tenemos?
¿De qué sirve estar malhumorado
si la muerte nos acecha
en cada esquina?

Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s