LLUEVE

Llueve. La tierra tiene ese olor que nos gusta.
Llueve. Se ha enfriado mi cuerpo 
que hervía de febril bochorno.
Llueve. Ya no queman los guijarros
 de los caminos que se pierden
 al quedar intransitables por las montañas
 y podemos descalzarnos 
y sentir el contacto 
con el barro de la tierra.
Llueve. Ya el estío 
se va como el alba en su velero 
a otros lugares que tú y yo 
aún desconocemos.
Me gusta el sonido de la lluvia 
cuando caminamos, 
por la cintura cogidos,
 sobre las secas hojas 
de los carrascos pinos
arrancadas por los primeros vientos.
Me gusta descubrir el mundo 
como si acabásemos de nacer 
y todo nos fuera nuevo.
Me gusta el latido de mi corazón 
acompasado al pulso de tu sangre.
Sentirme mujer sabia y hermosa;
desatar mis instintos más primitivos 
y amarte, una vez más amarte 
con toda la pasión de mi género, 
como si la muerte fuera el destino.
Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s