De espaldas al paisaje


No sólo el cielo, 

también las aceras,

los muros, hasta la lejanía, 

todo es azul.

Me detengo todas las tardes 

de espaldas al paisaje. 

La luz me cubre

junto a ese abismo abierto

 que me separa del pueblo 

que parece dormido 

por un hechizo.

Una alambrada con espinos

me recuerda que a este lado 

viven   los siervos. 

Las flores y los arbustos 

que se ven reverdecer 

no son reales.

Quizá quieran hacernos creer 

que son más felices que nosotros; 

me cuesta creerlo, 

nunca veo jugar 

a los niños por sus calles, 

ni besarse a los amantes.

Hasta las estrellas 

que fosforecen son de plástico.

No sé si estoy frente a un espejo

y soy ese muñeco que me mira

e intenta con timidez tocarme.

No sé si puedes reconocerme, 

 si eres de carne 

 o un maniquí sin latidos, 

incapaz de emocionarte.

No sólo el cielo, 

hasta la lejanía, 

todo es azul.

Me detengo todas las tardes 

de espaldas al paisaje. 

 

© IREL FAUSTINA BERMEJO

http://unionhispanoamericana.ning.com/profiles/blogs/de-espaldas-al-paisaje

Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s