Soñando. (A Antonio Machado)

Image

Soñando…

El polvo se levanta.

Soñando con la brisa del estío

entre las vides moradas de los campos

y los dorados sarmientos.

Las puertas cerradas en los caseríos,

bajo la sombra del olivo.

Soñando entre la polvareda

y los espinos.

Tañido de campanas

en la tarde

que se tiñe de melancolía.

Solitario, busco a Dios

en la luz que espejea

sobre los caminos.

Una mano desciende desde el cielo.

¿Es Leonor?

¡Cuántos versos van cantando

unos niños que corren por las eras,

cantares de una España herida

por todas sus riberas!

Soñando tomo tu mano, compañera

y corto para ti las últimas rosas estivales,

agostadas, casi secas.

Soñando,

miro como España

está muriendo

y se alejan  las cigüeñas

con las nubes otoñales.

Dame tu mano

para consuelo de mi pena.

Quisiera cantar y no puedo.

Cantares en las voces infantiles,

ecos de las fuentes, del viento

y de la tierra.

Leonor, soy un olmo viejo y seco

que quiere verdecer en tus brazos

como la más fina hierba.

Los caseríos se abren.

Respiro la brisa fresca.

Yo voy soñando caminos,

y tú estás conmigo.

Leonor, ¿es tu rostro el que ilumina el paisaje

mientras se oscurecen las sierras?

Soñando, soñando…

el azul se va cubriendo de estrellas.

Foto: Soñando.(A Antonio Machado)</p>
<p>El polvo se levanta.</p>
<p>Soñando soy la brisa del estío</p>
<p>entre las vides moradas de los campos</p>
<p>y los dorados sarmientos.</p>
<p>Las puertas cerradas en los caseríos.</p>
<p>Soñando entre la polvareda</p>
<p>y los espinos.</p>
<p>Tañido de campanas</p>
<p>en la tarde </p>
<p>que se tiñe de melancolía.</p>
<p>Solitario, busco a Dios</p>
<p>en la luz que espejea</p>
<p>sobre los caminos.</p>
<p>Una mano desciende desde el cielo.</p>
<p>¿Es Leonor?</p>
<p>¡Cuántos versos van cantando</p>
<p>unos niños que corren por las eras,</p>
<p>cantares de una España herida</p>
<p>por todas sus riberas!</p>
<p>Soñando tomo tu mano, compañera</p>
<p>y corto para ti rosas estivales,</p>
<p>agostadas, casi secas.</p>
<p>Soñando,</p>
<p>miro como España</p>
<p>está muriendo</p>
<p>y se están yendo las cigüeñas.</p>
<p>Dame tu mano</p>
<p>para consuelo de mi pena.</p>
<p>Quisiera cantar y no puedo.</p>
<p>Cantares en las voces infantiles,</p>
<p>ecos de las fuentes, del viento y de la tierra.</p>
<p>Leonor, soy un olmo viejo y seco</p>
<p>que quiere verdecer en tus brazos</p>
<p>como la más fina hierba.</p>
<p>Los caseríos se abren.</p>
<p>Respiro la brisa fresca.</p>
<p>Yo voy soñando caminos,</p>
<p>y tú estás conmigo.</p>
<p>Leonor, ¿es tu rostro el que ilumina el paisaje</p>
<p>mientras se oscurecen las sierras?</p>
<p>Soñando,</p>
<p>soñando... el azul se va cubriendo de estrellas.</p>
<p>Irel Faustina Bermejo.

Anuncios

Acerca de irel Faustina Bermejo

MIEMBRO FUNDADOR DE LA REVISTA LITERARIA MOLÍNEA Y DE TEATRO NUEVA ERA DE MURCIA. SOCIA DE ARTISTAS INDEPENDIENTES Y DE ARTV
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s