REIKI Y ENERGÍA

“REIKI es un sistema de armonización natural mediante la energía.
No tiene contraindicaciones, pero REIKI NO SUSTITUYE LA CONSULTA NI TRATAMIENTO MÉDICO.”

La Tradición enseña que el Universo, en su infinita sabiduría y a través de la enseñanza compasiva de los Maestros Iluminados, nos ha otorgado las herramientas que necesitamos para recibir grandes cantidades de energía sanadora.

Existen incontables sistemas por medio de los cuales dicha energía de sanación ha sido transmitida, canalizada y practicada. El Reiki fue enseñado originalmente en Japón por el Maestro Mikao Usui y es un método de sanación que trabaja con la imposición de manos y la canalización de energía.

Reiki es una palabra japonesa compuesta de dos sílabas:

Rei – significa Universal, la esencia o fuente de la Vida. Esta sílaba se refiere al aspecto universal y unitario de todas las energías que se encuentran presentes en el Universo.

Ki – es la manifestación de la Energía Universal en todo ser vivo; se le ha conocido en diversas culturas como Prana o Chi.

El Reiki es vibración, luz y Energía Universal Ilimitada.

Es un método curativo del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual compilado y estructurado en Japón por el Dr. Mikao Usui.

El Reiki es un sendero místico que nos guía hacia la luz interior del Ser y un camino ecléctico y profundo que todo lo abarca, conteniendo en su esencia espiritual elementos del budhismo esotérico, cristianismo y sintoísmo.

“El Reiki busca la unificación del espíritu con el cuerpo y conseguir el bienestar que es inherente en todos los seres humanos…. a través de este método hacemos que nuestro cuerpo se vuelva más calmado y sano aumentando así la alegría de vivir.

En estos tiempos es necesaria la transformación y el autoperfeccionamiento en todos los aspectos de nuestra vida privada y social para salvarnos y ayudar a nuestros semejantes de sufrimientos mentales y de enfermedades. Es por esta razón que hago público este método.

El Reiki sana todo tipo de enfermedades físicas y corrige distorsiones y malos hábitos de la mente y tiene como principal propósito sanarnos con el corazón de los seres iluminados y llenarnos de felicidad a nosotros mismos y a los demás.”

¿Qué ofrece el Reiki?

  • Purificación y eliminación de toxinas
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Relajación y reducción de stress
  • Incremento de la conciencia intuitiva
  • Liberación de la creatividad
  • Aceleración en el crecimiento espiritual
  • Balanceo en los centros energéticos
  • Armonización de cuerpo, mente, emociones y alma
  • Enriquecimiento en casos de tratamiento médico
  • Guía hacia la iluminación espiritual

Los cinco principios del Reiki

  • Sólo por hoy no te preocupes
  • Sólo por hoy no te enojes
  • Sólo por hoy se agradecido
  • Sólo por hoy trabaja duro y honestamente
  • Sólo por hoy se amable con los demás

Nivel I.- El primer grado de iniciación en Reiki abre los canales de energía del alumno y le permite transmitir la energía de sanación a nivel del cuerpo físico. Se adquiere la habilidad de la sanación y se aprenden diversas técnicas específicas para tratamiento a uno mismo y hacia otros. Las técnicas de este nivel se enfocan en la sanación del cuerpo físico y al llevarse esto a cabo el cuerpo mental y emocional reciben un efecto equilibrante muy positivo. Se incrementa ampliamente la vitalidad.

Nivel II.- En el segundo nivel del sistema Japonés se aprenden los fundamentos básicos para sanar toda desarmonía, trascendiendo tiempo y espacio. Se reciben tres símbolos, del poder, la luz y el amor, con los que se estudian y asimilan aspectos más elevados del uso del Reiki a través de muy variadas técnicas para el desarrollo personal. La habilidad de sanación se incrementa profundamente.

Este nivel está dirigido a sanar el cuerpo emocional, mental y psíquico y está abierto a todos los practicantes del primer nivel. Lo más notable de este nivel que se habilita al estudiante para enviar Reiki a distancia. Esto incluye Reiki a personas, situaciones, objetos, animales, en el presente, en el pasado y en el futuro.

Nivel III.- En el tercer nivel se potencia al máximo la energía elevando la conciencia del practicante a través de la recepción del símbolo Maestro.

http://youtu.be/c9MuFfdAT74

¿QUÉ SON LOS CHAKRAS?

La palabra Chakra proviene del sánscrito y se traduce como rueda vórtice. Los Chakras son los centros energéticos del cuerpo humano. Contamos con siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de estos centros energéticos se relaciona con alguna de las glándulas endocrinas del cuerpo físico y a su vez con un grupo de nervios llamado plexo. Excepto el primero y el séptimo, todos los demás chakras tienen una parte frontal y una posterior. Todos están unidos por medio de un canal energético que corre a lo largo de la espina dorsal.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, estos se encuentran abiertos girando en sentido de las manecillas del reloj permitiendo un correcto flujo de energía por nuestro organismo. Cuando giran en sentido contrario a las manecillas del reloj, se dice que el chakra está cerrado, bloqueando la energía que llega a nuestro cuerpo. Es importante saber que toda nuestra negatividad (como puede ser el odio, envidia, orgullo, apegos a las cosas materiales etc.) bloquea el funcionamiento correcto de nuestros centros energéticos, bloqueando también el buen funcionamiento de nuestro organismo, por lo que surgen la mayoría de las enfermedades que conocemos tanto a nivel físico como a nivel psíquico. Conclusión, por medio del desbloqueo de nuestros chakras podemos curar cualquier enfermedad que se encuentre en nuestro organismo.

LOS SIETE CHAKRAS PRINCIPALES

Primer Chakra: Muladhara (chakra raíz)

Nos conecta en el plano físico y con la Madre Tierra.

Color: rojo.

Glándula endocrina: glándulas suprarrenales.

Localización: base de la columna vertebral.

Simbolizado por un loto rojo de cuatro pétalos.

Elemento: tierra.

Sentido: olfato.

Conciencia: la seguridad, la supervivencia, la confianza. El hecho de sentirse a gusto y de estar presentes en el aquí y ahora.

Partes del cuerpo: sistema linfático, sistema óseo (dientes y huesos), la glándula de la próstata en los hombres, el plexo sacro, la vejiga, el sistema de evacuación y las extremidades inferiores.

Segundo Chakra: Svadhisthana (chakra sacro)

Nos conecta al plano astral, nos da la capacidad de crear y desear.

Color: naranja.

Glándula endocrina: gónadas

Localización: bajo el abdomen, genitales, matriz.

Simbolizado por un loto naranja de seis pétalos.

Elemento: agua.

Sentido: sentido del gusto, apetito.

Conciencia: este chakra se asocia con las partes de la conciencia relacionadas con la comida y el sexo. Tiene que ver con la comunicación del cuerpo con el Ser Interior, con lo que el cuerpo quiere, necesita y encuentra placentero. La capacidad de tener hijos también está asociada con este chakra.

Partes del cuerpo: sistema reproductor, órganos sexuales y plexo lumbar.

Tercer Chakra: Manipura (chakra plexo solar)

Es el fuego de nuestro cuerpo. Refuerza la voluntad y favorece el desarrollo personal. Aquí reside la comprensión mental de nuestras emociones.

Color: amarillo.

Glándula endocrina: páncreas.

Localización: entre ombligo y plexo solar.

Simbolizado por un loto amarillo de diez pétalos.

Elemento: fuego, el sol.

Sentido: vista

Conciencia: percepciones relacionadas con el poder, el control, la libertad, la facilidad de ser uno mismo. La actividad mental y el cuerpo mental también están relacionados con este chakra.

Partes del cuerpo: el sistema muscular, la piel como sistema, el plexo solar, el intestino grueso, el estómago, el hígado y otros órganos y glándulas ubicados en la zona del plexo solar. También los ojos.

Cuarto Chakra: Anahata (chakra corazón)

Favorece la apertura del espíritu, el amor y la armonía.

Color: verde.

Glándula endocrina: glándula timo, que controla el sistema inmunológico.

Localización: centro del pecho.

Simbolizado por un loto verde de doce pétalos.

Elemento: aire.

Sentido: tacto.

Conciencia: percepciones de amor. La relación de una persona con el aire, refleja su relación con el amor.

Partes del cuerpo: este chakra está relacionado con el corazón y sistema circulatorio, con el plexo cardíaco, con los pulmones y con toda la zona del pecho.

Quinto Chakra: Visuddha (chakra garganta).

Nos da el poder de conocer y comunicarnos. Es el verbo Universal de la Vida.

Color: azul.

Glándula endocrina: glándula tiroides.

Localización: base de la garganta.

Simbolizado por un loto azul de dieciséis pétalos.

Elemento: el éter, como cruce entre el mundo físico y el mundo del espíritu.

Sentido: el oído.

Conciencia: los aspectos de expresar y recibir. La expresión tanto de modo a comunicar lo que se siente, como también la expresión artística.

Partes del cuerpo: controla la garganta, el cuello, los brazos y las manos. Está asociado con el plexo braquial o cervical.

Sexto Chakra: Ajna (chakra del tercer ojo)

Nos da percepción e intuición, su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido.

Color: índigo.

Glándula endocrina: glándula pituitaria.

Localización: el centro de la frente, justo arriba del entrecejo.

Simbolizado por un loto índigo de dos pétalos.

Elemento: el Sonido Interior, es una vibración, un elemento no físico.

Sentido: percepción extrasensorial.

Conciencia: este chakra está asociado con el espíritu, el lugar donde están nuestras verdaderas motivaciones, que en nuestra sociedad se conoce como subconsciente o inconsciente.

Partes del cuerpo: relacionado con la frente, las sienes y el plexo carótido.

Séptimo Chakra: Sahasrara (chakra corona).

Nos conecta con el plano espiritual, es nuestra conexión con Dios. Pura energía cósmica.

Color: violeta/blanco.

Glándula endocrina: glándula pineal.

Localización: cúspide de la cabeza.

Simbolizado con un loto violeta/blanco de mil pétalos.

Elemento: la Luz Interior. Metafísicamente esta considerado el elemento más sutil de todos los que componen el universo físico.

Sentido: empatía, sentir la experiencia de otra persona como si fuera propia.

Conciencia: representa esa parte de nuestra conciencia relacionada con las percepciones de unidad o de separación. Así como el Chakra Raíz nos conecta con la Madre Tierra, este chakra nos conecta con nuestro Padre, Dios. Es el nivel del alma.

Partes del cuerpo: está asociado con la parte superior de la cabeza, el cerebro y el sistema nervioso.

CUARZOS

Ágata: La ágata proporciona seriedad, resistencia y equilibrio. Ayuda a disolver emociones negativas y protege al ser interior. Despierta la valoración del propio cuerpo y actúa de forma constructiva sobre los órganos de la reproducción. Los discos de ágata con una inclusión cristalina introducen en ti una vida creciente (ya sea un niño físico o espiritual), seguridad y protección. Proporcionan confianza y facilita los partos.

Hematites: La hematites da resistencia y fuerza, tiene un efecto potenciador y edificante sobre el cuerpo y moviliza fuerzas ocultas. Por lo tanto, ayuda en estados de debilidad y supone un apoyo para la sanación después de una enfermedad. Además, favorece una formación sana de sangre y células.

Jaspe sanguíneo: El jaspe sanguíneo, de colores verde y rojo, te une con la fuerza elemental y el amor paciente de la «madre Tierra». Te enseña el carácter no utilitario y la modestia, fortalece la sangre, aporta vitalidad y estabilidad, resistencia y paciencia. Purifica y transforma el cuerpo físico, y transmite el sentimiento de seguridad en el ciclo natural de la vida, del que pueden crearse energía y reposo.

Gránate: El gránate aporta energía activa, intensidad de la voluntad, autoconfianza y éxito. Abre la vista para lo oculto hasta llegar a la clarividencia. Estimula la sexualidad y contribuye a modificarla en una fuerza transformadora y constructiva. A nivel corporal, colabora en las enfermedades de los órganos sexuales y estimula la circulación sanguínea.

Coral rojo: El coral rojo proporciona energía vital fluida y fuerza. Tiene un efecto estimulante y vivificador y favorece la hematopoyesis. Da estabilidad, y al mismo tiempo favorece la flexibilidad, de forma que puedes tener seguridad en ti mismo mientras simultáneamente sigues el curso de la vida.

Rubí: El rubí transmite una energía vivificadora, cálida y creativa que lleva a la clarificación y la transformación. Establece un vínculo armónico entre el amor corporal y espiritual, entre la sexualidad y la espiritualidad, a través de lo cual se abren nuevas formas vivenciales.

Cornalina: La cornalina te une con la belleza y la fuerza creadora de esta tierra. Te ayuda a vivir y favorece la concentración. Devuelve el asombro por los milagros de la creación, hace que la vida vuelva a fluir y activa la capacidad de expresión creativa.

Piedra lunar: La piedra lunar te abre para tu riqueza de sentimientos interior. Te une con tu lado esencial sensible, receptivo y soñador, y te ayuda a aceptarlo y a integrarlo en tu personalidad. Absorbe el miedo a los sentimientos y tiene un efecto armonizador sobre el equilibrio emocional.
En el plano corporal apoya la purificación de las vías linfáticas bloqueadas, y en las mujeres se encarga de mantener un equilibrio hormonal adecuado.

Ojo de tigre: El ojo de tigre favorece la capacidad visual tanto exterior como interior. Agudiza el entendimiento y contribuye a reconocer los propios errores y a actuar en consecuencia.

Ámbar: El ámbar proporciona calor y confianza. Su fuerza solar te conduce por tu camino hacia una mayor alegría y una luz más clara. Te transmite intuición y te indica cómo puedes realizarte en la vida. De esta forma, el ámbar te echa una afortunada mano en las diversas empresas que emprendes.
En el plano corporal purifica y depura el organismo, tiene un efecto equilibrador sobre el sistema digestivo y hormonal y purifica y potencia el hígado.

Topacio: El topacio de color amarillo dorado te llena abundantemente de la energía fluyente y de la luz cálida del sol. Aporta mayor conciencia, vigilia y claridad, alegría y vivacidad. Además, elimina los sentimientos que suponen un lastre y los pensamientos turbios: una ayuda para las angustias y depresiones.

Citrino: El citrino transmite bienestar, calor y vivacidad, seguridad y confianza. Te ayuda a procesar las experiencias vitales y a integrarlas en la personalidad, así como a aplicar las percepciones intuitivas en la vida diaria. Aporta plenitud, tanto interior como exterior, y te presta apoyo para la realización de tus objetivos.
En el ámbito físico favorece la excreción o eliminación de toxinas y ayuda en los trastornos digestivos y en la diabetes. Además, activa la sangre y potencia la actividad nerviosa.

Cuarzo rosa: La delicada y rosácea luz del cuarzo rosa favorece la suavidad, la ternura y el amor. Envuelve tu alma en una vibración amorosa en la que pueden sanar las heridas del corazón originadas por la dureza, la brutalidad o la falta de atención, y puede abrir tu alma cada vez más al amor y darle más amor.

El cuarzo rosa te enseña a aceptarte y a amarte a ti mismo, abre tu corazón para la manifestación del amor y de la dulzura que hay en ti, en otras personas y en la creación. También te hace sensible a la belleza de la música, la poesía, la pintura y otras artes, y estimula tu fantasía y tu capacidad de expresión creativa.

Turmalina: La turmalina rosa-roja te saca de las estructuras sentimentales indolentes; abre y ensancha tu corazón. También abre tu conciencia al aspecto alegre y jovial del amor. Te une con la manifestación femenina del amor divino, que se expresa en la belleza de la creación, en la jovialidad despreocupada, en la danza espiritual y en el juego. De esta forma integra las diferentes manifestaciones del amor mundano y divino.

También es particularmente idónea para el chakra cordial la turmalina rosa con un reborde verde, que con frecuencia se obtiene cortada en discos (turmalina de sandía). Aquí, las cualidades de la turmalina rosa-roja se encuentran insertas en la vibración curativa y armonizadora del verde.

Kunzita: En la kunzita se unen el delicado rosa del amor superior y el violeta del chakra coronal, que apoya la unificación con lo divino.

La kunzita abre tu chakra cordial al amor divino. Te ayuda a hacer crecer el amor de tu corazón hacia el altruismo y la percepción. Para ello te proporciona orientación y te lleva de vuelta siempre por este camino.

Esmeralda: La esmeralda es el amor del universo, puesto que intensifica y profundiza el amor en todos los planos. Da paz y armonía y te pone en concordancia con las fuerzas de la naturaleza. También te desafía a hacerte igual a su luz radiante y te muestra las áreas en las que aún no sucede así.

La esmeralda atrae energías curativas del cosmos en dirección a la Tierra. Regenera, rejuvenece, refresca y tranquiliza.

Jade: La suave luz verde del jade proporciona paz, armonía, sabiduría de corazón, justicia y modestia. El jade relaja y serena el corazón, te hace descubrir y vivir la belleza de todo lo creado, fomentando así tu estima y amor por la creación. El jade ayuda ante la intranquilidad y el desconcierto, y propicia la conciliación de un sueño apacible y sueños agradables.

Aguamarina: El color azul luminoso de la aguamarina es como el mar en el que se refleja un cielo despejado. La aguamarina ayuda al alma a convertirse en un espejo para la infinita amplitud del espíritu. Favorece la comunicación con el yo más interior y aporta luz y transparencia a los Ancones más ocultos del alma. Sus vibraciones aportan al alma pureza, libertad y amplitud, con lo que aquella puede abrirse a una clarividencia visionaria y a un entendimiento intuitivo, y también ayuda a expresar libre y creativamente este saber. Bajo la influencia de la aguamarina, el alma puede convertirse en un canal para el amor desinteresado y la fuerza curativa.

Turquesa: La turquesa, en cuyo color se aúnan el azul del cielo y el verde de la tierra, conjuga los ideales elevados del espíritu con la fuerza original de nuestro planeta. Ayuda a expresar ideas y conocimientos intelectuales y a integrarlos en la vida sobre la Tierra. Además, atrae energías positivas y protege al cuerpo y al alma de los influjos negativos.

Calcedonia: La calcedonia blanca y azul tiene un efecto positivo sobre la glándula tiroides. Posee una influencia sedante y equilibradora sobre el estado de ánimo, reduce la irritabilidad y la hipersensibilidad. Gracias a su influencia sedante, abre el acceso a la inspiración interior y propicia la automanifestación por medio del lenguaje y la escritura.

Lapislázuli: En el color profundamente azul del Lapislázuli se insertan, al igual que las estrellas sobre un cielo nocturno, inclusiones doradas de pirita. Transmite al alma una vivencia de seguridad en el cosmos y la abre para la vida infinita en el universo. Guía el espíritu hacia el interior, potencia su fuerza y le ayuda al conocimiento de relaciones jerárquicamente superiores. Al fomentar la intuición y la visión interior, permite reconocer el sentido oculto y las fuerzas que actúan detrás de las cosas; además, transmite una profunda alegría sobre los milagros de la vida y del universo.

Zafiro añil: Un zafiro claro y transparente abre el espíritu para el saber cósmico y las verdades eternas. Sus vibraciones provocan una depuración, transformación y renovación del alma y del espíritu. Constituye un puente entre lo finito y lo infinito, y hace que la conciencia fluya junto con el río del amor y el conocimiento divinos. También da transparencia al alma que busca en la vía espiritual.

Sodalita: La Sodalita de color azul oscuro clarifica el entendimiento y lo faculta para los pensamientos profundos. Su serena radiación aporta serenidad y fortalece los nervios. La sodalita también contribuye a disolver patrones de pensamiento viejos. Transmite la confianza y la fuerza para defender el propio punto de vista y para transmitir ideas y conocimientos en la vida cotidiana.

Amatista: El fuego rojo de la actividad y la luz azul de la sensibilidad, del silencio y de la amplitud se unen en la amatista en una nueva fuerza. La amatista proporciona una tranquilidad llena de vida en la que se disuelven las angustias y las inarmónicas, y transmite confianza y entrega a las fuerzas del universo. Dirige el espíritu hacia la infinitud y favorece la meditación y la inspiración.

Cristal de roca: El cristal de roca guía al hombre a una totalidad mayor que aúna en sí armónicamente la variada multiplicidad de la vida. Aporta claridad y luz al espíritu y al alma y promueve el conocimiento espiritual. Ayuda al alma a unirse con el alma universal. Además, disuelve los estancamientos y bloqueos, proporciona protección y da nueva energía.

 
1. Agrimony: Agrimonia
2. Aspen: Álamo temblón
3. Beech: Haya 
4. Centaury: Centáurea 
5. Cerato: Ceratostigma 
6. Cherry Plum: Cerasífera 
7. Chestnut bud: Brote de castaño
8. Chicory: Achicoria 
9. Clematis: Clemátide 
10. Crap apple: Manzono silvestre
11. Elm: Olmo 
12. Gentian: Genciana de campo
13. Gorse: Aulaga 
14. Heather: Brezo 
15. Holly: Acebo 
16. Honeysuckle: Madreselva 
17. Hornbeam: Hojarazo o Carpe
18. Impatiens: Impaciencia 
19. Lach: Alerce 
20. Mímulus: Mímulus 
21. Mustard: Mostazo 
22. Oak: Roble 
23. Olive: Olivo 
24. Pine: Pino 
25. Red chestnut: Castaño rojo
26. Rock rose: Heliantemo o Jarilla
27. Rock water: Agua de roca 
28. Scleranthus: Scleranthus 
29. Star of Bethlehem: Leche de Gallina
30. Sweet chestnut: Castaño dulce
31. Vervain: Verbena 
32. Vine: Vid 
33. Walnut: Nogal 
34. Water violet: Violeta de agua
35. White chestnut: Castaño de Indias
36. Wild oat: Avena silvestre 
37. Wild Rose: Rosa silvestre o 
Escaramujo 
38. Willow: Sauce 
[photo]40159371[/photo]
1-Esconde preocupaciones o emociones tortuosas, problemas 
graves y angustia inconsciente detrás de un rostro que denota 
alegría. No les gusta las discusiones o enfrentamientos y busca la 
armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, 
juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como dispositivo 
de escape a su tormento mental. Necesita ser aceptado. Toma la 
enfermedad a broma. 
2-Temores o preocupaciones a lo sobrenatural o desconocido sin 
motivo, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan y a la 
muerte. Presagios. Miedo impreciso e inexplicable. Soledad, 
claustrofobia. 
3-Intolerancia con los demás y criticar duramente. Juzga sin 
compasión ni comprensión. Irritable ante las ideas y costumbres 
diferentes a las suyas. Soberbio. 
4-Dedicadas y dominadas, no puede decir no. Reacciona
exageradamente a los deseos de los demás, buscando 
complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. 
Su predisposición a servir es explotada. 
5-No confía en sí mismo, por lo que busca la confirmación y el 
consejo de los demás. Sus convicciones no son firmes. Cambiante 
de pensamiento. Indeciso, inseguro, sugestionables.
6-Temor a la pérdida del control de sus actos. Contradicción 
psicológica. Pensamientos irracionales persistentes. 
incontrolables. 
7- Reincide. Comete continuamente los mismos errores, porque es 
incapaz de aprender de sus experiencias. 
8-Personalidad posesiva y egoísta. Sobreprotege, en especial a los 
que ama y los domina mediante una manipulación excesiva. Se 
inmiscuye en los asuntos de los demás. Espera el reonocimiento 
de los que sobreprotege y cuando no la obtien
Después los acosa, criticando. Avaros.
9-Evasión Mental. Soñador, con el pensamiento distraído a un 
mundo propio. Difícilmente está en el aquí
atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de 
fantasía, como un dispositivo de escape a su infelicidad. Personas 
con poca vitalidad y sin interés por la vida.
10-Elimina toxinas.  Purificador, quién tiene la sensación de estar 
sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.
11- Agobiado por las responsabilidades. Exigentes.
12-Gentian: Genciana de campo Desaliento, desanimo, pesimismo, escepticismo. Control débil ante 
la frustración. 
13-Falta de esperanza. Desesperado. Siente que ya no tiene salida, 
vencido, abatido. Insomnio. 
14-Hipocondría. Ensimismado. Necesita compañía 
lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha. Miedo a la 
soledad. 
15-Celos, envidia, desconfianza, odio y rencor. Sospecha de todo y 
sufre por ello. Para quienes necesitan amor y s
positivos de bondad y armonía. 
16- Nostalgia. Vive añorando el pasado y los buenos tiempos, ello le 
impide vivir el presente. 
17- Falta de vitalidad para llevar a cabo sus responsabilidades o actos 
cotidianos. Agotamiento mental por hastío. Pereza. Aburrimiento. 
Incapacidad física o bloqueos afectivos.
18-Impaciente, Irritable, berrinchoso. Soledad de quien no puede estar 
acompañado porque marcha de prisa.
19-Sentimiento de inferioridad, vergüenza. Temor a equivocarse. Falta
de confianza en uno mismo. 
20-Miedos cotidianos. Timidez. Temores y ansiedad.
21- Depresión e intensa tristeza de causas desconocidas, que 
aparecen y desaparecen sin motivo aparente.
22- Estrés sufrido por rendimiento permanente. Luchar 
desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedic
obsesiva al trabajo. Agotamiento físico no pierde la confianza.
23- Fatiga. Agotamiento total, físico y/o mental. 
Exhausto. 
24- Sentimientos de culpa que torturan la mente. Auto reproche.
25-Preocupación y obsesión excesiva por los demás. Anticipa posibles 
desgracias para los más allegados y se descuida a sí mismo. 
Ansiedad, miedos. 
26- Estados de angustia agudos. Pánico y terror paralizante. Mente en 
blanco o bloqueos. Pesadillas. Descontrol.
27- Perfeccionismo, auto-represión, estrictos, severidad. Rigidez 
consigo mismo. Quieren mostrarse como 
28- Confusión mental. Indecisión. Dificultad para escoger y decidirse. 
Alteraciones de humor y de pensamiento.
29. Star of Bethlehem: Leche de Gallina Shock emocional. Secuelas de traumatismos fí
Profundo disgusto. 
30. Sweet chestnut: Castaño dulce Angustia. Desesperación y sufrimiento mental tras un largo período 
de dolor profundo. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.
31- Idealismo, Fanatismo. Seguros de sí mismo. No comparte la carga. 
Fuerza de voluntad y valor. Sobre-entusiamo. Rigidez.
32-Tirano. Dominante e inflexible. Avidez por el poder. 
órdenes. 
33- Duda para iniciar etapas nuevas. Manejar situacione
momentos de cambio. Adolescencia. 
34. Water violet: Violeta de agua Soledad con tendencia a aislarse. Orgulloso, reservado. 
Distanciamiento por sentimiento de superioridad.
35-Tortura mental. Diálogos internos obsesivos y repetitivos que no se 
pueden alejar. Insomnio. 
36-Insatisfacción por falta de metas. Descontento e incertidumbre para 
determinar el camino que debe adoptar en su vida. 
Vocación dudosa. 
37. Wild Rose: Rosa silvestre o  Desinterés, apatía, resignación, inercia. Falta de motivación. 
Desgana para recuperar las ilusiones.
38- Resentimientos, irritación, amargura, autocomplacencia, rencor, 
incorformados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s